Por lo general las personas suelen considerar que personalización y customización son lo mismo, pero no es así, en este post explicaremos cuáles son las diferencias entre ambas.

Para llegar a entender que aspectos los separan, primero hay que saber cuales son los que los unen.

El mercado económico está en constante evolución, adaptándose a nuevas tecnologías, necesidades, tendencias, etc. Anteriormente las marcas sacaban un producto dirigido a cubrir una necesidad que, con un estudio previo, habían descubierto. Un producto genérico para una necesidad genérica. Henry Ford dijo una vez: “todos los Ford Model T están disponibles en cualquier color, mientras ese color sea el negro”.

Pero los tiempos cambian y ahora mismo los consumidores quieren que las marcas los comprendan y les proporcionen una solución con un enfoque único, son más exigentes.

Para hacer frente a estos aspectos las marcas han empezado a personalizar y customizar. Ambas son procesos de adaptación hacía un tipo de cliente definido, ya sea en forma de mensaje o de producto, con el objetivo de mejorar la experiencia de compra y a consecuencia aumentar las ventas.

Personalización

La personalización recoge información del cliente, que ya existe, debido a que ha interaccionado previamente en algunos lugares, mayoritariamente plataformas digitales.

Cuando la empresa recopila toda esta información crea un perfil hipotético del cliente. Es como si el cliente va andando y dejando un rastro de huellas, la empresa las va recogiendo y estudiando. Cuando tienes dicho perfil adaptas la experiencia de compra que quieres ofrecer en base al comportamiento previo del consumidor.

Algunos de los datos que obtienen las empresas son: datos demográficos cuando pones el GPS, últimas páginas visitadas de tu navegador, etc.

Un ejemplo que nos hará entenderlo mejor son las páginas de inicio de Amazon o Aliexpress, en ellas siempre encuentras productos relacionados con tus anteriores búsquedas y tus gustos.

Customización

La customización es cuando la información que recibe la empresa sobre el cliente ha sido modificada previamente por él. Ya sea a través de formularios, encuestas, elecciones que realiza el cliente, etc.

En este caso, es como si el cliente que va andando no deja huellas, sino que va dejando migas de pan en los lugares que el quiere, y el procedimiento que prosigue es el mismo que en la personalización. La empresa recoge estas migas, las estudia, crea un perfil hipotético y ofrece una experiencia de compra agradable para el cliente.

Un ejemplo es Netflix: cuando creas una cuenta por primera vez Netflix no te conoce, entonces te ofrece una encuesta sobre los tipos de serie que te gustan para posteriormente, recomendarte otras que se adapten a tus gustos y tu experiencia en la plataforma sea inmejorable. Tu modificas desde el inicio la información con la que quieres que te traten.

Conclusión

El objetivo de ambas es el mismo, que el cliente quede satisfecho con su experiencia de compra, pero la manera de conseguirlo es lo que las diferencias, mientras una busca información existente (personalización), la otra pregunta que es lo que quiere para obtener la información (customización).

En MS Líneas Propias, laboratorio de cosmética, CUSTOMIZAMOS productos a terceros, si quieres desarrollar tu propia marca, nosotros escucharemos todas tus especificaciones. Gracias a nuestro departamento de I+D y marketing podrás customizar tu propio producto.

No disponemos de un catálogo tradicional, creamos las fórmulas desde 0, únicas y diferenciadas para cada cliente, nadie más tendrá acceso a ella. Ponemos a disposición nuestro equipo técnico a voluntad del cliente para que consigue el resultado final que desea.